Oración al comenzar cualquier trabajo o reunión

¡Señor! Tu poder multiplica la eficacia del hombre,
y crece cada día entre sus manos la obra de tus manos.

Nos señalaste un trozo de la vida
y nos dijiste: ¡vengan y trabajen!

Nos mostraste una mesa vacía
y nos dijiste: ¡llénenla de pan!

Nos presentaste un campo de batalla
y nos dijiste: ¡construyan la paz!

Nos sacaste al desierto con el alba
y nos dijiste: ¡levanten la ciudad!

Pusiste una herramienta en nuestras manos
y nos dijiste: ¡es tiempo de crear!

Escucha a medio día el rumor del trabajo
con que el hombre se afana en tu heredad.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Por los siglos de los siglos. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada